SONIDOS LEJANOS

Me estoy poniendo viejo. Digo esto porque me acuerdo allá a lo lejos cuando vivía con mi madre, en los momentos en que escuchaba en mi doble cassettera aquel grupo que me gustaba, aparecía ella con una mueca de desaprobación y soberbia y me espetaba: "¿¡Qué es ese ruido a lata!? ¡¡Qué feo!! ¡Ah, música era la de antes, la de mi época!". Y yo ahora, escucho la radio, bajo a mansalva discos enteros de la red, veo dvds con presentaciones en vivo de los popes del momento, leo noticias, saco temas con la guitarra, me actualizo y sin embargo, no consigo que nada de lo que se produce en la actualidad me conmueva. Me estoy poniendo viejo. O tal vez la respuesta esté en una palabrita que se metió timida un par de oraciones atrás. Que no me conmueve nada de lo que actualmente se produce. Ya no existe la creación, la busqueda de la originalidad, de un sonido propio que te identifique, la intención de hacer algo distinto. No, existe la producción, es decir, la música como arte derivó en producto, apto para el consumo indiscriminado y para ubicarla en masa y a los golpes en el oído de la dama o en el tímpano del caballero. Tal vez uno sea demasiado obsecuente con temas horrorosos de nuestro período adolescente y lo que marcó momentos claves de nuestra vida sea realmente sólo un montón de corcheas y semifusas dispuestas de forma mediocre en el pentagrama. Pero veo con cierta alegría que todavía se mantienen en el inconciente colectivo, siguen sonando en las radios, se cantan en las guitarreadas de los pibes que están todavía en el secundario.
No sé, digo... ¿Los grupos que suenan ahora serán recordados dentro de 20 años? ¿Sabrán los argentinos del 2027 quienes fueron Callejeros, Jovenes Pordioseros, La 25? Hilemos un poquito más fino y preguntémosnos si se acordarán y cantarán alguno de la Bersuit, La Renga, Catupecu, Divididos... Y creo que esto también va para lo que se hace en el exterior porque no veo un sucesor digno en esta década de un U2, un Genesis, un Supertramp, un Queen, un Nirvana, un Police, un Alan Parsons, un Creedence, un Rolling Stones, un Pink Floyd, un Beatles, un Yes, un Deep Purple, un Zeppelin, un Depeche Mode, un Pearl Jam, uff, podría seguir por varios minutos. Igual a nivel local: Serú Girán, Soda Stéreo, Pescado Rabioso, Sumo, Almendra, los Redondos, Sui Generis, Manal, Fricción, Fito, Calamaro, Charly, Spinetta...Y sin embargo no encuentro alguien que logre en estos días anémicos de melodía igualar los pergaminos de los que nombré o transformarse en un referente real del cambio, la renovación, la movilización, la distinción, la busqueda, la sorpresa, la expresión artística. Yo sé que si te tocó nacer musicalmente en esta era dirás que no se nada, que Los Piojos juntan una pila de gente, que Las Pelotas son una masa, que soy un viejo de mierda, bah. Pero ¿sabés qué?... Extraño tanto una buena letra, algún sonido que me haga arquear las cejas, ese escalofrío en el alma, la desesperación por conseguir el último de, la admiración obnubilante.
Si, definitivamente me estoy poniendo viejo.

5 comentarios:

pelado1961 dijo...

No, no te estás haciendo viejo.
Mientras ojeo tu blog, estoy escuchando a Aquelarre en el Winamp y, sinceramente, no creo que hoy haya un grupo que tenga esa calidad. O capaz que lo hay, pero su probabilidad de tener difusión es CERO.
Te la hago corta: lo que ves con claridad para la música, se está dando en todos los ámbitos de la cultura y el arte. Nos fuimos al carajo.
Dichosos que pudimos conocer otras cosas...
Un abrazo. Si querés, visitame:
http://el-area-51.blogspot.com

cabe dijo...

Yo creo que hay cosas para escuchar... en todas las épocas.
Pensemos que además de Aquelarre tambien estaba Bárbara & Dick, por ejemplo.
Ying/Yang!

Dichosos son los jóvenes que pueden acceder a toda la música (del horror a lo excelso) con un click!
Y dichoso nosotros que tambien podemos...
(Se acuerdan lo dificil que era conseguir Música)
Dichosa es nuestra avidez por encontrar música que nos mueva.
Enjoy!

No se si es mi máquina o qué, pero no puedo ver el blog entero, sólo este post.
Salud, sobrinos...

Nacho dijo...

No, no es que te estás poniendo viejo. Pasa que hoy es muy dificil encontrar una banda potenciálmente grossa. Para mi, este fenómeno se da por más de un motivo. El primero y más importante, es porque no surgen bandas con esa mística que las eterniza y, al mismo tiempo, es tanta la cantidad de acordes mezclados que recibimos hoy por hoy ya que todos tienen acceso a todo que se hace dificil descartar lo malo. Quizás, estén descartando erróneamente, ¿no?


Te mando un abrazo, es una buena reflexión, espero que nunca llegue la era de los oídos sin alimento.


Nacho

Anónimo dijo...

Creo que antes la musica que se difundía era por razones muy distintas a las de ahora... Bandas 'pobres' hubo en los 60, en los 70, 80, 90, y ahora, y tambien hay bandas muy 'ricas'. Pero lo que pasa en los medios y en la difusión es tema aparte.Cuesta muchísimo 'ascender', y no necesariamente lo hace el más original, el más arriesgado, o el más artista...

Anónimo dijo...

No t pongas mal, macho, t ponés viejo pero y qué? despues de todo no sos el unico...

Es verdad q cada vez se ve menos algo fuerte en música pero con todo de vez en cuando surge algo importante
Acá por ej. Babasónicos (antes de entrar en esa autoclonacion de sí mismo) nos enseñó a disfrutar de un clishé sin la ingenuidad consumista de las bandas del pasado, y a poner más atencion al sonido en sí mismo q a la letra
Afuera Raveonettes y White Stripes le dan al rock temprano clásico de Elvis Presley, Buddy Holy y Led Zeppellin, etc. un giro autoparódico inimaginable décadas atrás
hay algunas cosas es cuestion de buscar

muy bueno lo de Quiroga

y altísimo momento el de Sledge Hammer
yo era un fana incondicional
junto con Invasion V y el Auto Fantástico eran mis mejores programas

un abrazo