ELLIOTT SMITH - XO (1998) (9)
Elliott odiaba sus canciones, decía que eran una mierda y que no hacían más que dejarlo mal parado. Uno no puede menos que desear haberlo tenido enfrente antes de su suicidio en el 2003 para abofetearlo por su equívoca valoración. En medio de un ambiente melanco-acústico que visita a The Beatles y se cruza a la casa de Nick Drake, Smith vuela sobre la depresión, las drogas fuertes y la tristeza. Si sos primerizo empezá por Bled White, un ejercicio insuperable sobre como crear la canción perfecta. Te dejo con una frase de mi amigo: “Existe una presión tan enorme para ser feliz y exitoso en los Estados Unidos. Me parece una broma. Y se supone que tienes que proyectar esa imagen de ganador todo el tiempo porque, si te niegas a hacerlo, significa que eres un perdedor”. Clap, clap, clap...

SANTAOLALLA - SANTAOLALLA (1982) (7) Cuando el rock moderno recién asomaba en el horizonte de nuestra música joven de la mano de los estertores de la dictadura militar, apareció este trabajo profético del que a la postre se convertiría en EL productor por excelencia y ganador de un par de Oscars. Comienza con una jamaiquina versión de Vasudeva (tema del repertorio de su ex-grupo Arco iris), la new wave No te hagás rogar y el pseudo candombe María de los Angeles. Esto te da la pauta de la amplitud estilística de un disco que pasó velozmente, casi sin dejar rastros, a pesar de su interesante contenido. Tal vez la razón esté en que el gran y cerrado público rockero argento no abría aún sus mentes hacia los nuevos sonidos. Este archivo incluye un Bonus Track con 6 temas de su banda yanqui Wet Picnic.

VOX DEI - CALIENTE (1970) (6)
La banda Mach 4 dejaba de cantar en inglés por sugerencia de Spinetta, cambiaba de nombre provisoriamente para siempre, grababa un par de simples y por fin editaba gracias al sello Mandioca este su primer LP. Aunque suene bastante rústico para nuestros oidos hi-fi, es el mojón de una banda que es olvidada por algunos al citar a próceres referentes de nuestro rock a pesar de su longeva historia y de sus innumerables temazos que se mantienen a fuego en el inconciente colectivo. El tema que tal vez sirvió de espejo para su posterior Profecías (Cuero), la bucólica Canción para una mujer que no está y el perenne Presente se destacan en medio de un material que es fiel reflejo de la música que se hacía en el amanecer del rock en castellano en nuestro país.


DAVID BOWIE - EARLY ON (1964-1969) (1991) (6)
El Duque Blanco no siempre se llamó así, antes intentó una carrera con su nombre original nada original, el comunardo David Jones. También buscó infructuosamente ganarse la fama con un derivado jugadísimo (Davy Jones) que debió ser cambiado porque así se llamaba el cantante de The Monkees. La pulseada la ganaría, por suerte, el seudónimo que todos le conocemos. Este CD cuenta con grabaciones de cuando era Jones, se acompañaba por The Kingbees, o formaba parte de The Manish Boys. Con canciones que no superan los 3 minutos en las cuales la referencia a The Beatles es más que obvia, la originalidad no se hace presente pero es un documento histórico que muestra como era el óvulo donde se fecundó luego este gran artista indiscutido.


DANIEL MELERO - TRAVESTI (1994) (8)
Mucha gente lo caratula a Melero como un oportunista, un vende humo, un mediocre músico...en resumen, un chanta. Pero lo que él ha logrado como productor de grupos noveles como fueron Los Brujos hasta exitosos como los mismísimos Soda Stereo no se puede negar, como tampoco su capacidad como creador de sencillas pero emotivas y valiosas viñetas pop. A lo largo de Travesti desfilan con acierto las dos facetas más amadas por Melero: la tecnosa y la acústica. En medio de una atmósfera relajada desfilan pequeñas grandes obras como Herirte, Quiero estar entre tus cosas, Resfriada, La sed, Nena mía y el broche de oro con Todo. Dulzura y sutileza sirven de marco para la monocorde pero correcta voz del cantautor que nos muestra en 35 minutos tal vez lo mejor de su repertorio.


ESKOBAR - THERE'S ONLY NOW (2001) (8) Bajo la etiqueta del alternative se escudan muchos engendros que esconden su negligencia con el disfraz del desparpajo y la despreocupación. No es el caso de Eskobar y esto queda de manifiesto luego de escuchar la apertura, la hipnótica Move On. Lo que podría ser un engañapichanga como hacen gran parte de los discos de hoy en día de venderte un álbum pobre con un gran primer tema se desmorona con el segundo, la enternecedora Why London?. Encima ahí nomás te da el masazo con On The Ground, como para que no protestés. Por momentos me parece escuchar a U2, en otros a Depeche Mode pero son solo fugaces referencias no choreos indiscriminados. Pop simple pero bien hecho desde las lejanas tierras de Suecia.

BRIAN MAY - RED SPECIAL (1998) (6)
El bueno de Brian empezó su camino musical tocando el piano y luego pasó a la viola. Cuando llegó a los 16 anos, su padre que era técnico en electrónica le propuso construir una guitarra eléctrica juntos, ya que no disponía de dinero para darle una nueva. En 18 meses, tomaría forma su increible Red Special que lo acompaña hasta el día de la fecha en sus presentaciones en vivo. En homenaje a su instrumento de trabajo, Brian grabó este álbum que hoy llega para los amigos fanáticos de Queen y del especialísimo sonido que surge de sus dedos. No esperes nada grandioso, hay registros en vivo, lados B y un remix de uno de sus temas que acompañan al trabajo en estudio pero la nostalgia hacia lo que lograba con sus otros compañeros de ruta provoca una mueca de disconformidad.


STONE TEMPLE PILOTS - CORE (1992) (7)
Otro debut en la edición de hoy. En este caso es el de los STP, comandados por el sugestivo Scott Weiland. La historia del suceso conseguido por esta placa es harto conocida al igual que los hachazos que les propinaba la crítica especializada quien, a pesar de los monumentales números de ventas, los acusaban de ser una burda copia de bandas ya asentadas dentro del movimiento grunge como Soundgarden, Pearl Jam o Alice In Chains. Más allá de juicios de valor de este tenor hay pocos grupos que cuenten dentro de su lista de temas con composiciones como Creep, Plush o la explosiva Sex Type Thing. Si sos amante de los sonidos de Seattle seguramente ya lo tenés; si no, bajalo que no va a molestar en tu cdteca.

1 comentario:

wwxxyyzz dijo...

Los discos bajalos clikeando en la imagen.